28

Reunión semanal Club Atriles

Juego, tertulia, trucos, enseñanza, aprendizaje…

abril

18:00-23:00: Partidas clásicas


5

Reunión semanal Club Atriles

Juego, tertulia, trucos, enseñanza, aprendizaje…

mayo

18:00-21:00: Partidas clásicas - 21:00-23:00: Partida Duplicada

viernes, 22 de agosto de 2014

Huesa - por Luciano de Samosata

En el post anterior se mencionan unas cuantas palabras que van de huesos, ¿y huesa? Porque huesa existe. ¿Femenino de hueso? Evidentemente no. Huesa es el hoyo de la tumba, y procede del latín fossa, que significa lógicamente fosa. Fossa acabó evolucionando en huesa con el lento paso de los años en el devenir del latín al castellano: las f iniciales, como vemos en muchas palabras, se convierten en aspiradas primero (como la h inglesa) y posteriormente desaparece su sonido, quedando como marca muda la h. Paralelamente a este proceso la o breve tónica del latín se abre y diptonga posteriormente en ue, patrón muy habitual y persistente en la historia de nuestra lengua.

Pero hay un elemento de falsa etimología que hace de esta palaba una de las más apasionantes de la historia de nuestro idioma: por cuestiones originadas en la forma de las declinaciones latinas, en español a veces el femenino indica un conjunto de elementos indeterminado de lo que significa la palabra en masculino: leño (sing.) leña (conjunto de leños) o boda (de vota, el plural de voto, los votos que se hacen en el casamiento). Es decir, si fuéramos por aquí, podríamos entender que la huesa no es más que un conjunto de huesos, algo muy bonito que podría haber ocurrido, pero es falso. Para esa idea el idioma reservó huesera, que hoy solo pervive en leonés y en algunos países sudamericanos, con ese significado.

Por otro lado hay que señalar una curiosidad en las palabras que la lista del post anterior, y es que ninguna se escribe con h, a pesar de tener "hueso" en su significante. Ello se debe a que esa "o" es átona. De haber sido tónica, se hubiera hecho ue y hubiera requerido de h inicial por cuestiones estéticas, como vemos en las parejas onubenses - Huelva, oscenses - Huesca.

No hay comentarios: