28

Reunión semanal Club Atriles

Juego, tertulia, trucos, enseñanza, aprendizaje…

abril

18:00-23:00: Partidas clásicas


5

Reunión semanal Club Atriles

Juego, tertulia, trucos, enseñanza, aprendizaje…

mayo

18:00-21:00: Partidas clásicas - 21:00-23:00: Partida Duplicada

martes, 23 de agosto de 2011

La Duquesa de Francia

1. La estrategia de Escipión.

En el siglo lll antes de Cristo el general cartaginés Aníbal amenazaba Roma tras cruzar los Alpes. El Senado romano delegó en Escipión la defensa de la ciudad. Pero Escipión en lugar de oponerse a Aníbal en la península itálica decidió acudir al Norte de África en busca de Cartago, la patria de Aníbal. Se trataba de trasladar el campo de batalla a África, para evitar peligros a Roma. Así Aníbal abandonó la idea de conquistar Roma para defender su patria a la cual sin demora viajó...


2. Serge Emig.

Serge Emig no es sólo un gran jugador de scrabble. Tiene una mente prodigiosa capaz de epatar a Antonio el granaíno o al mismísimo Enric con su capacidad de anagramación. Es actual campeón del Mundo de Duplicadas y subcampeón de España dos veces consecutivas de clásica. Sólo un magistral Patxi Navarro y un genial Ayala pudieron superarlo en los dos últimos campeonatos de España. Uno tiene la sensación de que es cuestión de tiempo, poco, que Serge se lleve el campeonato de España de scrabble clásico e incluso el mundial de la misma modalidad.

3. Operación Francia

Un grupo de jugadores españoles decidieron ir a por el Campeonato de Francia de scrabble en español. Título jamás obtenido por jugador hispano. Es decir, el campo de batalla scrabblístico se trasladaba a Francia, donde se encontrarían con Serge Emig, el francés que ostentaba el título. Entre estos jugadores estaban: Juan Carlos Ayala, el vigente campeón de españa, que aspiraba a unificar la corona de España y Francia de scrabble en español, casi el sueño de Luis XlV. El atrilero José Fernández reciente vencedor del torneo del Prat y top-ten español. E Ivette González, que hacía sólo una semana se había llevado el torneo de Yecla ante unos rivales de enjundia. Desde luego el plantel era ajustado para la alta empresa a que se aspiraba. A última hora se unió María de Arcos. Pero ésta sólo vino, según sus palabras, a escapar del tórrido calor sevillano y conocer la costa aquitana francesa. Y de paso jugar alguna partidita...
Quede claro que jugarían de forma individual como marca la ética scrabblística y sin ninguna componenda cuando se cruzasen entre ellos, como era lógico.

4. El torneo. Primeros enfrentamientos.

En primera ronda ya tocó un emparejamiento muy atractivo: Serge - José. Quizá un plato demasiado fuerte de inicio para el bilbaíno. El francés se llevó la partida por 50 puntos, pero la dominó con suficiencia. La mejor jugada del bilbaíno fue la que no hizo. No picó en conjugar el verbo antiguo "comediar" que Serge había colocado con astucia.
En segunda ronda José decía adiós prácticamente al torneo al perder con María de Arcos. Le puso absurdamente una "i" en la parte central del nónuple por 6 puntos. La sevillana no sólo no encontró dificultad en hacer el nónuple, sino que lo hizo con tres íes: "IRRADIAIS".
Serge se enfrentaría a continuación a Ivette. Ésta hizo una partida sensacional que empañó en su último movimiento. Serge tenía sólo consonantes y pocas opciones de hacer puntos. Ivette puso un "HONOR" en 0-11, dejando la segunda "O" al lado del doble de letra. Serge puso "DO" aprovechando esa "O". Sumó así 6 puntos que serían cruciales, ya que al final se impuso por un sólo punto. Poniendo "HORNO" u "HONRÓ" en la misma coordenada la victoria hubiera sido para Ivette. Luego la guatemalteca confesó que vio las otras opciones pero optó por "HONOR" porque le parecía la más bonita.

5. La épica del cierre.

En tercera ronda se enfrentaban Serge y María. Serge cometió un error en los inicios al poner "AHETRES". El verbo "AHETRAR" es válido pero antiguo, y no se puede conjugar. Eso permitió tomar ventaja a María. A partir de ahí un toma y daca. Serge abría el juego y María lo cerraba. Durante 5 rondas la sevillana aguantó con el comodín en su atril con una sangre fría sorprendente. Cerraba huecos con las otras fichas de su atril usándolas como carne de cañón, incluso renunciando conscientemente a poner algún scrabble. Serge insistía, y volvió a hacer una nueva apertura.Pero al comodín de María se le había unido un aliado ciertamente valioso, la poderosa J. Si aprovechaba la ocasión la sevillana podía dar el golpe definitivo. Y así fue , en esta ocasión María no agarró la paleta y el cemento para tapar, sino el estoque. Había decidido que era el momento de sacar el comodín.Ahora sí. Un "RO*DAJAS" de 113 puntos (jota en triple de letra + doble de palabra) dejaba la partida sentenciada. Esto es el arte de saber cuando lanzar la estocada definitiva, ni antes ni después. Dominar el tempo de la partida, un talento natural del que goza la sevillana. Aún quedaban letras en la bolsa pero María se sabía ganadora. Había caído el "Gigante de Flandes".

6. Duelo de invictos.

En cuarta ronda sólo quedaban dos invictos: María y Ayala, éste dispuesto a llevarse la doble corona, campeón de España y Francia. Ayala le había vencido las siete veces anteriores a María. Una estadística demoledora, pero que no arredró a la sevillana. En el segundo movimiento Ayala se puso a pensar su jugada. Tras 15 minutos (sí, quince!!) de reflexión puso "MECE". María había puesto un "ONEROSA" sobre un "CUY" de forma que imposibilitaba que Juan Carlos metiese el "MOCEARE" que tenía en su atril. El vasco tenía que anagramar otro scrabble con esas letras. Viendo un "AMORECE" le entraron dudas y optó por "MECE". A partir de ahí María advirtió que tendría que especular con el tiempo. Y empezó a jugar turbo-scrabble para presionar a Ayala con el reloj. En un manual de scrabble este sería el capítulo: "Cómo adaptar tu juego a la situación de la partida". En el quinto movimiento a Ayala le
quedaban 9 minutos. Sus jugadas perdían calidad ante la maniobra de su oponente de estrujarle a través del crono. Pero el turbo-scrabble no impedía que María se luciese con jugadas como un "BESUCADO", aprovechando una B en el tablero. Naturalmente esa jugada no abría nada peligroso, puesto que María seguía con su filosofía de cierre. Un Ayala espeso y agobiado por el tiempo tuvo que rendirse. Finalmente María venció por primera vez al vigente campeón de España.

7. ¡No por favor!

En la siguiente ronda se disputaría el duelo que antes del torneo se valoraba como el más atractivo del campeonato: Serge contra Juan Carlos. Venció Ayala. Serge volvió a colocar otro palabro incorrecto: "PIPAERO"*. Es evidente que el haber jugado el campeonato en francés unos días antes le había despistado y confundido.
Pero ahora los focos se trasladaban a la mesa 1, donde María se enfrentaba con el último escollo de renombre para llevarse el torneo: Ivette. Y la partida fue llevada al terrreno de María, el scrabble de relojería donde hay que meter las fichas en espacios muy pequeños. Sin estepas ni llanuras para scrabbles, sólo bosque y maleza en el tablero. Hubo un momento en que quedaba un hueco, y cuando María sonrisa en ristre se disponía a taparlo, Ivette soltó un humorístico " No, por favor!". No hubo componenda, María lo cerró impíamente. La partida igualadísima se decidiría al scrabble-relojero. Con un tablero espeso, la partida empatada y sin letras en la bolsa, se trataba de jugar con precisión japonesa. Sumar más o vaciar antes el atril para buscar el descuento. Y aquí, un error de Ivette facilitó el sufrido triunfo de
María. Ivette, convencida, puso "PAQUI", aprovechando un "QUI" ya puesto en el tablero. El objetivo era sumar e impedir que María pusiese "MAQUI" en el mismo sitio, que en realidad la sevillana no contemplaba por tener otra opción mejor: vaciar el atril y buscar el descuento. Impugnada la palabra resultó inválida. Ivette tenía otra jugada en su cabeza de igual puntuación pero optó por el nefasto "PAQUI". Tal como estaba la partida eso fue definitvo. Es lo que pasa en el scrabble de relojería, los errores son fatales, una pieza mal encajada destroza el mecanismo. María se llevó el triunfo y aunque le quedaban dos partidas era virtual vencedora. Por primera vez una española se llevaba el título francés.

7. Pánico en el atril.

La escabechina que María de Arcos había generado en el campo de batalla bordelés fue tremenda. Tal es así que en última ronda el "swiss" la emparejó con Sonia Lancelot. Ésta al ver ese emparejamiento fue a protestar enérgicamente a la jueza con el fin de que le cambiaran de rival. Pero el "swiss" no entiende de arreglos y la partida se jugó como estaba programada. La ganó María naturalmente. Pero fue clemente y no se ensañó con Sonia. Quién sabe si en breve para asustar a los niños en la comarca de Burdeos se cite el nombre de María de Arcos, visto el pánico que despierta.
Mientras tanto el atrilero José Fernández iba encontrando su mejor juego y vencía a Ayala y a Ivette. Ayala, totalmente fuera del torneo le puso tres palabras incorrectas en los comienzos de la partida: "CORDILES", "ALADRICES" y "CORTABLE". Para describir la partida con Ivette sólo hay que mirar la hoja de impugnaciones. Ivette impugnó 5 palabras a José, pero todas eran válidas. José le impugnó dos a Ivette, las dos inválidas.
Sorprendentemente el bilbaíno se llevaba el segundo puesto tras haber perdido las dos primeras partidas y hacer un bye en la tercera. Ayala completaba el pódium.

8. La Duquesa de Francia.

Un día Serge ganará el Campeonato de España clásico, y recibirá el aplauso y el cariño de todos los jugadores españoles. Porque además de su talento reconocido es un caballero en la mesa de juego. Es muy posible que en breve también gane el Mundial clásico. Igual que Ayala, al que le espera una carrera llena de éxitos. Y José Fernández e Ivette ganarán algunos torneos más en sus carreras. Pero ninguno de ellos olvidará como María de Arcos en el campo de honor aquitano les venció a todos ellos en combate singular. Convirtiéndose en la primera española en ganar el título francés. Y por esa gesta simpar obtuvo el título de Duquesa de Francia.